Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Destacadas

La ARP califica de saludable la intervención estatal de establecimiento invadido y reivindica el respeto irrestricto a la propiedad privada

“Tal como lo hizo el Mades, esperamos que las demás instituciones vinculantes funcionen y hagan su trabajo en las decenas de ocupaciones e invasiones, en cumplimiento del Protocolo de Seguridad”, afirmó el directivo rural Dr. Diego Torales.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- Como un acto destacado por su significancia en la soberanía del Estado de Derecho calificó la Asociación Rural del Paraguay (ARP) la reciente intervención, por parte del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), del establecimiento productivo Pindó, ubicado en la jurisdicción de la colonia Naranjito, distrito de Yvyrarovaná, Departamento de Canindeyú.

Hasta ese lugar se trasladaron técnicos del organismo estatal para corroborar las denuncias que de forma periódica venían realizando los propietarios del terreno productivo de 4.500 hectáreas sobre los delitos de invasión de propiedad privada, abigeato, tala indiscriminada de madera, resistencia, cultivo de sustancias ilícitas (marihuana) y fabricación ilegal de carbón, entre otros.

Los intervinientes documentaron la existencia de una organización ilegal conformada por autodenominados campesinos sin tierra, acusados de alterar totalmente las condiciones naturales originales del establecimiento privado para convertirlo en tierra de nadie (territorio liberado) desde hace 7 años, reivindicando -a través del uso y abuso de la fuerza y la violencia- derechos consagrados por la ley a los legítimos propietarios.

“Como institución centenaria encargada de velar por el respeto a la Constitución Nacional, el trabajo, la legalidad, el Estado de Derecho y la propiedad privada, la Asociación Rural del Paraguay ve con buenos ojos la respuesta del Mades a la situación de Pindó, y espera que las demás instituciones vinculantes, como el Ministerio Público, la Policía y el Poder Judicial, hagan su parte para que haya justicia en el caso”, afirmó el Dr. Diego Torales, Presidente de la Comisión de Defensa de la Propiedad Privada de la ARP.

Añadió que el gran daño provocado por los invasores no podrá ser revertido, “pero saludamos el hecho de que se estén dando los primeros pasos para calificar los delitos y poner a los sospechosos en manos de la ley”.

El Dr. Torales expresó que aún existen decenas de ocupaciones e invasiones de propiedades privadas en varios puntos del país que requieren la intervención del Estado, “y esperamos que en la medida que se vayan presentando las denuncias, acompañadas de las documentaciones de rigor y los pedidos de desalojo, las instituciones actúen sin demora haciendo cumplir el Protocolo de Seguridad”.

“Nuestro objetivo esencial es el respeto incondicional a la propiedad privada, para lo cual pedimos que las Instituciones de la República funcionen, porque de otra manera no podremos evitar que muchos propietarios más caigan víctimas de organizaciones, apoyadas por políticos antipatriotas e inescrupulosos, cuyo único objetivo es vivir sin trabajar, destruyendo todo a su paso y dejando en la sociedad un mensaje de rechazo hacia todo lo que significa esfuerzo y sacrificio para una vida digna”, recalcó el directivo rural.

De acuerdo a los datos, los técnicos de la Dirección de Fiscalización Ambiental Integrada (DFAI) del Mades realizan las investigaciones pertinentes y discriminan documentos para identificar a los responsables de la depredación boscosa, y otros delitos cometidos en Pindó, para ponerlos a todos ellos en manos de la Justicia.