Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Comunicado de la ARP devela la grave situación del campo y alerta sobre el riesgo de inestabilidad social y política

El documento manifiesta abierta preocupación e insta al Gobierno Nacional a priorizar la recuperación de la economía.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- El Gobierno Nacional debe analizar y evaluar objetivamente la situación del campo en general y sus consecuencias, priorizando la recuperación de la economía frente al riesgo de inestabilidad social y política que podría sobrevenir como consecuencia de la destrucción del aparato productivo, que no permiten al sector agropecuario responder a la demanda de carne y granos que demandan los mayores mercados del mundo, afirma parte de un Comunicado dado a conocer por la Asociación Rural del Paraguay (ARP), que transcribimos in extenso a continuación:

“La Asociación Rural del Paraguay recibe de los productores diariamente la preocupación del sector productivo, los reclamos sobre la gravedad de la situación por la que está atravesando el campo, que pone en riesgo uno de los tres pilares de la economía nacional, con consecuencias imprevisibles”.

“Los directivos de la ARP, imbuidos de la angustia que soportan los ganaderos, con mayor impacto en los pequeños productores, a pesar de las limitaciones de movilidad que todos padecemos, durante todo este tiempo se ocupó de las cuestiones que requieren su intervención”.

“En tal sentido, es oportuno hacer saber a todos los ganaderos de nuestro país, que la Asociación Rural del Paraguay…

  1. Acompañó todas las reuniones con los sectores económicos del país sobre los análisis realizados para la recuperación de la salud económica del país, sin olvidar que primero está la salud de las personas, cooperando y participando de la redacción de la ley de emergencia nacional;
  2. Está sentada en la mesa del Consejo Asesor Agrario trabajando en la reestructuración del Sistema MAG (Ministerio de Agricultura y Ganadería) y tratando otras cuestiones relevantes para el sector agropecuario;
  3. Está convocada para participar de las negociaciones de la Reforma del Estado, buscando la disminución de su tamaño y la reducción del gasto público, aunque ello, por ahora, está todavía en fase inicial;
  4. Tuvo activa participación en las discusiones sobre la inconveniencia del aumento de los impuestos, gravando la producción e incrementando las tasas del Impuesto Selectivo al Consumo, haciendo saber al Gobierno la posición del sector, realizando reuniones fluidas con los gremios que aglutinan al sector privado, elaborando la estrategia y los argumentos para su rechazo en el Congreso;
  5. Exigió la reglamentación del Sistema Electrónico de la Faena (Cajas Negras) de los frigoríficos para lograr la transparencia de los procesos de industrialización y de los rendimientos mediante controles auditables en tiempo real, y obtuvo el borrador que está a consideración del Ministerio de Agricultura y Ganadería para se considere su sanción vía decreto del Poder Ejecutivo;
  6. Participa de los estudios llevados a cabo sobre la necesidad de un régimen de trazabilidad, emprendido por el SENACSA en el marco del INTN;
  7. Acordó con la Cámara Paraguaya de la Carne la necesidad de crear el Instituto Paraguayo de la Carne, a partir de reuniones celebradas con el MAG, MIC, SENACSA, ARP y CPC;
  8. Buscando una explicación a los bajos precios de la carne recibida por los productores, en varias reuniones (Cancillería, MAG, MIC y SENACSA), reclamó la conclusión de los estudios de la CONACOM sobre la concentración, posición dominante y consecuente prácticas abusivas de la industria frigorífica instalada en el país, proveyendo toda la información y documentación requerida por esta, además de impulsar la modificación del decreto reglamentario que impone plazos y sanciones a las instituciones reticentes a responder sus requerimientos (Decreto 3488 – 16/03/2020).
  9. Exigió la apertura de nuevos mercados, en especial del mercado chino y asiático, además de EE.UU. y Japón, en diferentes reuniones con el MRE y el MAG, como así mismo la posibilidad de habilitar la exportación de ganado en pie, realizando las consultas con los ministros y autoridades de Brasil y Bolivia, para comprender que los países vecinos atraviesan una situación similar a la nuestra y que, por lo tanto, no están dispuestos a permitir el intercambio comercial solicitado, más allá de que las condiciones económicas no lo permiten.
  10. Participamos de las reuniones con el MADES y el INFONA, para mejorar las normas relativas al ambiente, en particular las que establecieron un nuevo régimen de sanciones.
  11. Seguimos trabajando con la FUNDASSA en la inmunidad del hato ganadero, requisito básico para defender los mercados, ejecutando conjuntamente con el SENACSA los programas de erradicación de la fiebre aftosa y ahora también de la brucelosis, organizando la reanudación de la vacunación de menores, cuando las condiciones de la cuarentena sanitaria lo permitan”.

“La ARP, como históricamente lo viene haciendo, seguirá defendiendo los intereses de los productores y ocupando todos los espacios donde se requiera su presencia, porque de esta situación de crisis mundial, que afecta por igual a nuestro país como a todos los vecinos de la región, sólo saldremos si defendemos la producción agropecuaria, para lo cual, a todo lo hecho, deberemos seguir sumando esfuerzos en nuestra lucha diaria por defender el trabajo de tantos años para lograr la calidad de la carne paraguaya, hoy mundialmente reconocida”.

“Por último, solicitamos al Gobierno Nacional analizar y evaluar serena y objetivamente la situación del campo en general, así como sus consecuencias, comprendiendo la urgencia de elegir el camino correcto para generar ingresos genuinos en base a la apertura de todos los mercados disponibles, priorizando la recuperación de la economía de manera sostenible frente al riesgo de inestabilidad social y política que podría sobrevenir como consecuencia de la destrucción del aparato productivo nacional en aras de razones geopolíticas que no permiten al sector agropecuario responder a la demanda de carne y granos que los mayores mercados del mundo demandan”.

 

Mariano Roque Alonso, 5 de mayo de 2020.