Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Jóvenes indigenas integran Clubes 4C

Contará entre sus integrantes con jóvenes de Cerro Moroti, Hugua Rory y Kambay.

 

MARIANO ROQUE ALONSO (ARP) – Cinco jóvenes pobladores de las comunidades originarias de Cerro Moroti, Hugua Rory y Kambay, pertenecientes a la Asociación Territorial de Pueblos Originarios (ATPO) de Caaguazú integran actualmente los Clubes Agrarios Juveniles 4C, los cuales fueron reactivados el 21 pasado en el Ministerio de Agricultura y Ganadería, conmemorando la fundación de dichas organizaciones en marzo de 1953.

El acto se realizó en el salón Hernando Bertoni de la Dirección de Extensión Agraria del MAG y en su transcurso se rindió un homenaje al Ing. Agr. Juan Molinas quien dirigiera este programa desde 1955.
El relanzamiento, que contó con la presencia del Ministro Ing. Jorge Gattini, del Viceministro de Ganadería Dr. Luis Goiburú, tiene por objeto la formación integral de los jóvenes en sus propias comunidades, quienes pueden elegir la actividad productiva de su preferencia manteniendo y difundiendo el espíritu solidario y cooperativo que son fundamentos de estas organizaciones impregnadas de valores personales, familiares y comunitarios.
A la ceremonia, que tuvo toques de gran emotividad, asistieron el Director de Extensión Universitaria de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNA Ing. Roberto Rodríguez Primerano, el director del programa de reactivación y fortalecimiento de los Clubes 4C Ing. Agr. Gerardo López, el impulsor de la idea Rigoberto Gauto, Yerutí Vera, la Presidenta de la Comisión de Acción Social de la ARP María Yolanda Moreno de Ruiz, la asesora de la CAS hermana Ramona Espínola, Jacqueline García, integrante de la CAS, así como representantes de las comunidades integrantes de la ATPO.
 
Las Cuatro “C”
Desde su aparición en el siglo XVI en Europa, fue en Estados Unidos en donde los clubes 4C alcanzaron mayor desarrollo. Comenzaron como estímulos y premios a jóvenes granjeros y entre 1905 y 1940 se extendieron a países como Canadá, Dinamarca, Gran Bretaña, Suecia y Venezuela. En el Paraguay aparecieron en 1949 a través de los “clubes agros” integrados especialmente por hijas y esposas de prestatarios del Crédito Agrícola de Habilitación.
El símbolo elegido para representar a los Clubes 4C es un trébol de cuatro hojas que contienen las iniciales de “cabeza, corazón, capacidad y cooperación”. En el espíritu de este relanzamiento en el Paraguay yace la idea de inculcar la cooperación como manera de contrarrestar el individualismo. Se fomentan en su seno, además de los valores ya descritos, las buenas prácticas agropecuarias, económicas, sociales, cívicas y morales, todo a través de actividades en las propias comunidades en las que viven sus miembros.