Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

ARP plantea flexibilizar pago de créditos

Para permitir la recuperación de ganaderos afectados por inundaciones.

 

Ing. Fidel Zavala, vicepresidente primero de la ARP y Omar Fernández, presidente de ASOBAN.

MARIANO ROQUE ALONSO (ARP) -- En una reunión conjunta entre la Asociación de Bancos del Paraguay y la Asociación Rural del Paraguay, el gremio ganadero solicitó a los representantes del sector financiero buscar mecanismos a través del Banco Central del Paraguay que flexibilicen las condiciones de pago de deudas de los productores afectados por las inundaciones en distintos puntos del país.

Los gremialistas recordaron que en crisis anteriores,  como el brote de la fiebre aftosa en 2006 y en 2011, el BCP apoyó a los productores emitiendo normativas de tolerancia para los afectados. La ARP, encabezado por su Vicepresidente Primero Ing. Fidel Zavala, solicitó estas medidas para  los productores de Alto Paraguay, Presidente Hayes, General Bruguez, Río Negro, Ñeembucú y sur de Misiones, afectados por las crecientes aguas del Río Paraguay. “Tenemos casos de productores en zonas aisladas por el agua que  no pueden ingresar ni retirar productos. Esto está trayendo consecuencias, entre ellas, no poder cumplir con sus compromisos financieros con los bancos”, manifestó Zavala.

El Presidente de ASOBAN, Omar Fernández, explicó que se están viendo las normativas vigentes buscando la manera de apoyar al sector afectado por las inundaciones. “Hoy con las normas vigentes del Banco Central, existe imposibilidad de renovar o de refinanciar créditos vencidos sin que haya un pago de los intereses y gastos o un porcentaje de amortización del capital. Entonces, como alternativa, se busca presentar una propuesta conjunta a pedido de la Asociación Rural del Paraguay para que puedan acercarse al Banco Central a realizar un pedido por un tiempo prudencial que puede ser de 180 días” agregó Fernandez.
El Presidente de ASOBAN añadió que van a buscar una propuesta que permita refinanciar las deudas o renovarlas a un plazo prudencial, de manera que cuando estén en condiciones de pagar, se reactiven con un calendario ajustado al flujo de caja de cada productor.
Fernández destacó además que este es un tema urgente que se está arrastrando desde hace dos o tres meses. “Hay cuotas y créditos vencidos y queremos encontrar una solución que no castigue a los ganaderos pero que tampoco afecte al sistema bancario y a toda la economía en general”