Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

1º Congreso Internacional de Producción Ovina

La promoción de la ovinocultura como rubro de producción rentable fue uno de sus objetivos.

MARIANO ROQUE ALONSO (ARP)- Con la masiva presencia de productores tanto nacionales como extranjeros, se realizó con gran éxito el 1º Congreso Internacional de Producción Ovina, organizado por la Asociación Paraguaya de Criadores de Ovinos (APCO). Uno de los objetivos de la realización del evento, fué la de promocionar la ovinocultura como rubro de producción rentable e impulsar la formalización del comercio de ovejas en el país. Contó con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (SENACSA), la Asociación Rural del Paraguay (ARP), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Asunción y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción. El evento se desarrolló en el salón social de la ARP y contó con la participación de más de 300 personas, destacandose la importante presencia de productores uruguayos.

El Congreso tuvo una duración de dos jornadas, 18 y 19 de setiembre, respectivamente. El acto inaugural contó con la presencia del Dr. Germán Ruíz, Presidente de la Asociación Rural del Paraguay, el Dr. Luis Antonio Goiburú Vera, Viceministro de Ganadería, el Dr. Hugo Idoyaga Benítez, Presidente del SENACSA, el Dr. Mustafá Yambay, Presidente de la APCO, la Ing. Agr. Marta Loizeau, Presidenta del 1º Congreso Internacional de Producción Ovina, el Ing. Jorge Lamar, Secretario General de la ARP, el Ing. Roberto Giménez, Secretario de Coordinación de la ARP, a más de la Sra. Jacqueline Booth, Presidenta de la Sociedad de Criadores Texel del Uruguay, acompañada del Sr. Norman Martin y la Sra. Susan Archer, estudiantes de las carreras de ciencias veterinarias y ciencias agrarias de distintas universidades del país, productores de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

La Presidenta del Congreso Ing. Agr. Marta Loizeau, expresó que el aumento de la demanda de carne ovina que se viene dando sostenidamente, hace que la oportunidad de que Paraguay intervenga como país productor de cordero sea viable. El potencial que tiene nuestro país gracias a las condiciones ambientales adecuadas, bajos costos de producción y ubicación geográfica estratégica hacen de que esta actividad sea altamente productiva. Y es ahí donde se encuentra la gran oportunidad, tanto para pequeños, medianos y grandes productores. La gran oportunidad de transformar la mentalidad de resistirse al cambio y de incorporar tecnología de avanzada y asegurar un lugar de privilegio como país productor de carne de cordero, enfatizó.

Por su parte el Dr. Germán Ruíz Aveiro, felicitó a los organizadores por la realización de este Congreso Internacional ya que el éxito en cualquier rubro se basa en la capacitación. Manifestó además que en los últimos tiempos los productores de razas ovinas se están manteniendo muy activos, lo que significa que nuestro país en muy poco tiempo será un muy buen productor de las distintas razas ovinas ya que contamos con las condiciones ideales para ello.

Entre los disertantes se destacaron importantes referentes de la producción ovina de Nueva Zelanda, Uruguay, Brasil, Argentina, Perú y Paraguay. Algunos de los temas desarrollados fueron: la nutrición estratégica en distintas etapas de la producción ovina, el manejo y sanidad en carneros, uso de tecnologías reproductivas, mejoramiento genético y el mercado de las razas ovinas. Uno de los principales oradores fué el Economista Manuel Ferreira Brusquetti, quien habló sobre las oportunidades que tiene el Paraguay en el negocio ovino, con altas posibilidades de ingresar al mercado brasileño, aprovechando la baja de la producción ovejera en el Uruguay. Señaló además que existe una demanda insatisfecha y creciente en la clase media emergente, refiriéndose al mercado local. Por último, mencionó que la población sirio-libanesa, con una población de más de 1300 familias en el país, es otro de los segmentos que demandan este tipo de carne.