Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Peso argentino perdió 66% de su valor

La inflación devoró en seis años las dos terceras partes de su poder de compra .

 

MARIANO ROQUE ALONSO (Investor Economía, para ARP) -- Por efecto de la inflación, el poder de compra del billete de $100, se deterioró hasta cubrir sólo una tercera parte del gasto que cubría hace una década. Es decir, desde 2006, el billete perdió cerca de un 70% de poder de compra. Según un cálculo de la consultora Abeceb.com, tomando en cuenta la evolución de la inflación en los últimos años, "para adquirir aquello que hoy se compra por $100, sólo se necesitaban $31,50" hace seis años. 

Fenomeno acentuado en provincias

Hace dos décadas, cuando se emitieron los primeros ejemplares, con un billete de $100 o su equivalente en dólares debido a la Convertibilidad, los argentinos podían comprar 20 kilos de asado o 100 litros de leche en sachet, por ejemplo. Y con un poco más, hasta un pequeño electrodoméstico. Por entonces, el salario medio industrial rondaba los 500 pesos, señala el diario Clarín en su edición de hoy.  Sin embargo, la gran caída del valor del billete se intensificó a partir de enero de 2006, con la aceleración del ritmo inflacionario. Desde entonces, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) la inflación acumulada fue de 64 por ciento. Pero las provincias registraron una suba de precios de 210% en ese lapso. Así, la estampida de precios obligó al Banco Central a emitir más billetes, Hoy, aquellos de más alta denominación representan el 54% del dinero circulante, cuando en 2003, eran el 28% y en épocas de la Convertibilidad, sumaban apenas el 20 por ciento. 

Roca si hizo popular

Otro dato ilustra la proliferación del rostro de Roca en el dinero. Hasta hace una década, uno de cada 4 billetes de los que había en los cajeros automáticos era de $100 pero hoy tres de cada cuatro corresponden a esa denominación. Según los economistas la gran cantidad de billetes de $100 genera problemas en los cajeros, falta de cambio, y además una mayor erogación por tener que emitir más cantidad de billetes, consigna el diario Clarín.  "En algún momento, se van a van a tener que emitir billetes de denominación más alta para resolver este tema", advierten. Hasta ahora, "el Gobierno evitó hacerlo por temor a un aumento de las expectativas inflacionarias", explican los analistas. Sin embargo, los bienes cuestan más y se necesitan cada vez más billetes para comprarlos. El otro problema es que empieza a sentirse la falta de cambio en las transacciones de menores montos.