Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Dilma vende bonos con respaldo de Itaipú

Los fondos servirían para apuntalar programa de electricidad.

 

BRASILIA (5Días) Por  David Biller y Maria Luiza Rabello -- La presidenta Dilma Rousseff quiere cumplir con su meta presupuestaria vendiendo bonos que, dice, no aumentarán el endeudamiento de Brasil, lo cual pone de relieve la preocupación de que su administración esté poniendo en peligro la solvencia crediticia de su país al tratar de frenar la desaceleración económica. 

El costo de proteger deuda brasileña contra una cesación de pagos durante cinco años creció 33 puntos básicos este mes, casi el doble que el de China y más que el de Rusia, en tanto Standard Poor’s mencionó estas “medidas fuera del presupuesto” y el crecimiento por debajo de las estimaciones en cinco trimestres para rebajar su perspectiva respecto de Brasil de la calificación BBB a negativa. La medida tuvo lugar menos de tres semanas después de que Rousseff emitiera un decreto permitiendo al Tesoro vender bonos por valor de un 29 por ciento de su meta presupuestaria que están respaldados por los ingresos de Itaipú, la represa hidroeléctrica más grande de América Latina.
La venta del bono respaldado por Itaipú por US$14.800 millones refleja la posición cada vez peor del país en los mercados de deuda y el riesgo agravado de que Brasil experimente una rebaja de las calificaciones a comienzos de 2014, según Barclays Plc. Este mes, el interés extra que exigen los inversores por tener bonos soberanos brasileños antes que bonos del Tesoro estadounidenses creció hasta su nivel más alto en un año.
“Están tratando de acelerar soluciones a costa de ingresos futuros”, dijo por teléfono desde Nueva York ayer Marcelo Salomon, codirector de economía para América Latina en Barclays. “En el tema fiscal, el gobierno está yendo en la dirección equivocada”.
RENDIMIENTO EXTRA
El rendimiento extra que exigen los inversores para tener bonos del Estado brasileño en dólares en lugar de bonos del Tesoro estadounidense se redujo un punto básico hasta 220 puntos básicos ayer, según el índice EMBI Global de JPMorgan.
El costo de proteger los bonos brasileños contra una cesación de pagos por cinco años subió 10 puntos básicos a 161 puntos básicos, según los precios compilados por Bloomberg. Las permutas de incumplimiento crediticio pagan al comprador el valor nominal a cambio de los títulos subyacentes o el efectivo equivalente en caso de que un deudor no cumpla con sus acuerdos de deuda.
El real cayó 0,9 por ciento hasta 2,1712 por dólar, alcanzando un mínimo en cuatro años. 
El gobierno no emitirá todos los bonos respaldados por Itaipú de inmediato y no acuerda con la idea de que está recurriendo a ingresos futuros ya que el decreto es “simplemente una posibilidad operativa”, dijo el Ministerio del Interior en una respuesta por correo electrónico a Bloomberg.
Rousseff utilizaría los ingresos de la venta de bonos respaldados por Itaipú para reabastecer el fondo federal para el desarrollo de la electricidad, cuyas arcas cayeron hasta 233 millones de reales (US$107 millones) a fines de abril desde 2.500 millones de reales en marzo.
El gobierno recurrió al fondo para pagar a los distribuidores y generadores de electricidad que se vieron obligados a reducir las tarifas de electricidad como parte de una medida gubernamental destinada a reducir la inflación que llega a un 6,5 por ciento y está erosionando el poder adquisitivo.
El decreto presidencial para vender los bonos debe ser ratificado por el Congreso. El senador de la oposición Alvaro Dias dijo que la política es irresponsable y que sin duda será sancionada dado que Rousseff tiene la coalición mayoritaria.