Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Hubo procesión y misa en la ARP

La ceremonia fue celebrada por el Padre Ramón Mongelós e incluyó cantos corales.

 

MARIANO ROQUE ALONSO (ARP) -- Con la procesión de la imagen de la Virgen de Caacupé, entronizada en la sede de la Asociación Rural del Paraguay y que fuera obsequiada hace años por la familia Ruíz Zaván, se ofició la tradicional misa que es celebrada cada año en el marco de la principal expoferia en Mariano Roque Alonso.

La ceremonia religiosa estuvo a cargo del  Padre Ramón Mongelos,  quien encabezaba la procesión frente a la Virgen portada por el Dr. Germán Ruíz, Presidente de la Asociación Rural del Paraguay y el Dr. Sixto Miranda, Coordinador General de la Expo, mientras el Coro Santa Teresa De Jesús daba la bienvenida con la canción del Ave María.
Una vez iniciada la ceremonia y durante su homilía, el Padre Mongelós, instó a buscar a Dios amando y ayudando al próximo. “Todos tenemos una manía, Dios también tiene una manía y la suya es por la salvación”. “Su amor por nosotros, su manía de amarnos, de dar la vida por salvarnos y qué hacemos nosotros para llegar a él?.  Debemos cumplir sus mandamientos, amar al prójimo como a uno mismo, esa es una manera de imitarlo para llegar a la salvación”“La labor de la Comisión de Acción Social es un ejemplo de ello, su manía por ayudar a las personas, por amor y no por los aplausos que puedan recibir”. Finalmente y como reflexión dejó el siguiente mensaje “Debemos preguntarnos, qué estamos haciendo por manía y por amor, en favor del prójimo para llegar a Dios”
Participaron de la celebración, el Presidente de la Asociación Rural del Paraguay, Dr. Germán Ruíz Aveiro y Sra. María Yolanda Moreno de Ruíz, Presidenta de la Comisión de Acción Social. El Ing. Carlos Pereira y familia; Dr. Sixto Miranda y señora, Alberto Soljancic, Sra. Diana de Prieto, Delfín Guimaraes y Señora, Luz Pereira de Rojas, Marcos Oviedo y familia, María Inés Berkemeyer, Francisco González y familia, entre otros socios de la ARP, miembros de la Comisión de Acción Social, empleados de la ARP e invitados especiales.
Al Finalizar el acto religioso, la imagen de la Virgen de Caacupé fue devuelta frente a la puerta del Salón de Presidencia, lugar que ocupa durante los días que dura la Expo.