Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Equitación, deporte completo y vigorizante

La Escuela Hípica de la ARP ofrece clases de equitación y sesiones de equinoterapia.

Patricia Ruiz Moreno, presidenta de la Escuela Hipica de la ARP

MARIANO ROQUE ALONSO (ARP) -- La equitación es un deporte completo que aporta muchos beneficios tanto desde el punto de vista físico como mental. Desde el punto de vista de mantener el cuerpo en forma, contribuye a tonificar los músculos en especial aductores y glúteos pero también hombros, espalda y abdominales,  ayuda a mantenerse en línea ya que se queman aproximadamente 500 calorías por hora, además ejercita y fortalece  tu corazón.

Binomio perfecto
El caballo y el jinete conforman un perfecto binomio que exige disciplina y concentración por lo que contribuye no sólo a mejorar nuestro cuerpo sino también nuestra mente. Puede ayudar además a superar los miedos,  a ganar confianza en uno mismo, a tener un mayor autocontrol. Los caballos son imprevisibles y se hace imprescindible el saber controlar todas las situaciones con mucha calma y racionalidad. Esto llevado a la práctica en el día a día puede ayudarnos a “tomar las riendas” de nuestros problemas y enfrentarnos a las diversas situaciones con un mayor autocontrol y seguridad.
Otra de las ventajas de la equitación es que prácticamente no tiene límite de edad. Es un deporte que puede iniciarse a cualquier edad si el estado físico es correcto.
 
Reúne a la familia
La Escuela Hípica de la Asociación Rural del Paraguay, desde este año cuenta con la presidencia de Patricia Ruíz Moreno. “Estamos aquí por amor al deporte y a los animales. Esta es una actividad sin fines de lucro personal, es para llevar adelante la escuela, promover el deporte que reúne a la familia. Porque este es un deporte que realmente une a la familia, yo justamente me inicié en la equitación a través de mi hija más pequeña que monta desde los cuatro años. Yo también monté desde chica en la estancia porque mi familia se dedicó desde siempre a la ganadería, pero es muy diferente lo que se aprende en el campo de lo que se puede llegar a aprender asistiendo a las clases de equitación con un profesor que guía en todo momento, además es muy lindo porque te conecta con la naturaleza”.
 
No es deporte de élite
Patricia Ruíz manifestó además que la equitación no es un deporte elitista como mucha gente piensa. La escuela hípica de la ARP cuenta con caballos que pueden ser prestados para las prácticas, sólo se abona por las clases y lo ideal para empezar a practicar es contar con casco, botas y fusta. Para un principiante es recomendable tomar clases con una frecuencia de dos a tres veces por semana. “De a poco se van adquiriendo las indumentarias y ya con el tiempo se ve la posibilidad de adquirir el caballo si el jinete así lo desea. Es importante con el tiempo adquirir un caballo porque esto permite crear un binomio perfecto y se llega a formar una amistad indescriptible entre un animal de casi 500 kilos y uno mismo. Generalmente el caballo siente todo lo que nosotros sentimos, el caballo es uno de los animales más perceptivos y se llega a tal conexión que el animal llega a la semejanza de carácter con su dueño”, explicó.
La escuela hípica además de contar con clases de equitación cuenta con sesiones de equinoterapia, que consiste en una terapia integral empleada por profesionales de la salud física o mental para promover la rehabilitación de niños, adolescentes y adultos a nivel neuromuscular, psicológico, cognitivo y social por medio del caballo como herramienta terapéutica y coadyudante.
 
Cómo contactar con la escuela
Las personas interesadas en practicar este deporte e incluso a realizar las sesiones de equinoterapia se pueden acercar a la Asociación Rural del Paraguay o bien llamar al 021 754 412.